Archivo de la etiqueta: bilbao

Ocho escape rooms en Bilbao y alrededores: nuestro ranking

Hace ya casi dos años, curioseando un día en Twitter, descubrí un logo que me gustó y me llamó la atención: un misterioso lugar llamado The Room Hunter. Investigando un poco descubrí que se trataba de una ‘escape room‘, uno de esos locales de ocio que se estaban poniendo de moda en toda Europa y que hacía muy poco que habían llegado a ciudades como Bilbao o Madrid, porque en Barcelona ya había cerca de una docena entonces. Los amigos catalanes siempre tan modernos.

Dada mi afición a los juegos de mesa, los misterios y la aventura gráfica, enseguida decidí que había conocer más a fondo esta propuesta y me puse en contacto con Álvaro, uno de los dos socios de The Room Hunter. Mi idea era ir a charlar con ellos y poder contar en el blog de qué iba esto de los juegos de escape y cómo estaba yendo el ‘experimento’ en Bilbao. Álvaro me convenció para que probase la experiencia: una sala de escape es algo que no se puede explicar demasiado porque el misterio es precisamente la gracia del asunto.

The Room Hunter

¿Qué son las escape rooms?

Basadas en los escape games para ordenador -que trasladan al mundo físico-, las escape rooms o salas de escape son juegos en vivo en los que un equipo de personas debe usar su ingenio (nunca la fuerza) para resolver los sucesivos misterios o pruebas que les darán la clave para salir de una habitación en un tiempo máximo de una hora. En todos estos juegos hay una temática o una historia de contexto (un laboratorio científico, una prisión, una habitación con un zombie, una comisaría), que sirve de hilo conductor de las pruebas y misterios que el equipo debe resolver.

Los equipos escapistas deben estar compuestos de entre dos y cinco personas y, en general, una sesión -siempre de una hora- tiene un precio de 50 euros.  Sólo en Way Out Pamplona -de las salas que hemos probado-, el precio varía según el número de miembros del equipo, desde 45 hasta 60 ó 70 euros.

Si esto os parece caro, ved a los chicos de The Big Bang Theory, quejándose de los 200 pavos invertidos en seis minutos de diversión. Las salas de escape son para gente despierta, pero estos  se llevan la palma…

En algunas páginas web hemos leído que los juegos de escape room están basados en el team buiding. No es así exactamente: no es que los juegos de escape deriven de dinámicas de team buiding -ese término usado en empresas para definir las dinámicas de grupo-, sino que vienen más bien de las aventuras gráficas y los juegos de rol, pero se usan para hacer team building. Son juegos de trabajo en equipo y requieren de la cooperación de sus integrantes y de una comunicación fluida para  lograr el objetivo común, resolver el misterio y salir de la habitación en el tiempo fijado.

¿Quién puede jugar?

En general, no hay restricciones sobre quien puede jugar en una escape room: se permite entrar a niños a partir de unos ocho o diez años, aunque algunas piden más edad y -nada sorprendente- son excepcionalmente buenos en esto; tampoco existe límite de edad ni dolencias excluyentes, no es peligroso, ni claustrofóbico, ni estresante… Se trata de pensar, trabajar en equipo y demostrar iniciativa, curiosidad, imaginación. Todos podemos hacerlo, aunque unos con más éxito que otros…

Nuestra primera sala: The Room Hunter 

Con los dientes ya bastante largos pensando en lo bien que sonaba esto de las escape rooms, lié a mi otra mitad y a dos amigos -a los que llevamos sin contarles nada de lo que íbamos a hacer- y reservamos hora un sábado por la mañana en The Room Hunter. Todavía no sabíamos que en Bilbao había otra sala, Mad Mansion… que hoy son ya son seis o siete.

The Room Hunter

Para ser la primera vez, la cosa se nos dio estupendamente bien y disfrutamos de lo lindo.  Eso sí, se nos atragantó la última prueba durante un rato, porque la enfocamos erróneamente, así que resolvimos el juego en el último minuto con máxima emoción y la adrenalina a tope. Hasta entonces, y en palabras de los responsables de The Room Hunter, fuimos “como un tiro” y estuvimos a punto de batir el récord de salida más rápida si no hubiese sido por ese tropezón final.

Lo que más nos llamó la atención cuando, al salir victoriosos y en pleno subidón de adrenalina, comentamos la jugada con los chicos de The Room Hunter fue que, según nos contaron, menos del 30% de la gente que va a jugar logra salir de la habitación completando el enigma.

TheRoomHunter16nov2014
OJOA Bizkaia, en su primera aventura.

La experiencia fue tan original y tan divertida que quedamos en buscar enseguida una fecha para poder ir a probar la otra sala de escape que sabíamos que había en Bilbao.

Mad Mansion: pioneros en BilbaoMad Mansion

Nuestra segunda sala, Mad Mansion, fue igual de emocionante y nuestro mayor éxito hasta el momento, porque batimos el récord de salida, abriendo la puerta con casi 16 minutos restantes. Según reza su web fueron los primeros en abrir uno de estos negocios en Euskadi. Nosotros disfrutamos de lo lindo de sus muchas y diversas pruebas y de una historia muy currada de fondo que engancha y que te va llevando hasta la prueba final que permite salir antes de que el contador llegue a cero .

Como veréis, cuando acabas un juego en una sala de escape, hay que hacerse una foto ganadora o de loser, que deja constancia del trabajo del equipo y es publicada en las RRSS de la sala en cuestión, para honra o humillación del equipo escapista.

MadMansion_2mayo2015
Nuestro mejor tiempo hasta el momento, en el primer nivel de Mad Mansion.

Way Out Pamplona: una sala magnífica

Nuestra tercera sala y -nuestro tercer éxito- fue Way Out, una sala pamplonica de la que nos habían hablado muy bien y que, si la memoria no me falla, marcó la creación del denominado ‘Comando OJOA Bizkaia’, que es como denominamos a nuestro equipo escapista, formado por dos informáticos, una ingeniera y una periodista: equipo completo, equipo Comansi. Como ir a Iruña es siempre un placer, decidimos hacer expedición escapista-gastronómica y probar suerte por tercera vez en lo que ya se han convertido en uno de nuestros pasatiempos favoritos de fin de semana.

The Way Out es la sala que más nos ha gustado y de la que más nos ha costado salir hasta el momento, aunque también lo logramos, a escasos cinco minutos de la hora . Una gran ambientación, una sala de las más grandes en las que hemos estado y un misterio muy bien trabajado y con artefactos y pruebas muy originales.

Aquí, la foto payasa de la salida.

WayOut_29jun2015
Felices tras haber salido de la sala más difícil con la que nos hemos topado.

The Lock: artefactos para geeks

Enganchadísimos ya a esto de las escape rooms, hicimos una nueva búsqueda en Bilbao para definir nuestro próximo reto y elegimos The Lock, una sala de la que habíamos leído buenas referencias y en la que también disfrutamos mucho de sus pruebas. Con una historia similar a las de otras salas, de The Lock nos gustaron especialmente algunos de los artefactos caseros que el equipo de la sala se ha currado, usando placas Arduino o láseres. El porcentaje de salida en The Lock, según la propia sala, es del 52%.

TheLock_04oct2015
La alegría de salir nos quita la vergüenza de posar de estas guisas…

XKapa Santander: el inicio más espectacular

Nuestra última aventura fue, hace tan sólo unas semanas, Xkapa Santander, que tiene el inicio de historia más espectacular que hemos probado en una escape room hasta la fecha. Ninguna sala comienza de forma tan sorprendente, es tan grande y muy pocas están tan bien ambientadas. Sin embargo, el desarrollo del juego nos decepcionó un poco: resolvimos muy pocas pruebas, puzzles o enigmas y nos pareció que estaban poco relacionados, que eran un tanto aleatorios.

En este tipo de juegos es preciso que unas pruebas sean la llave que lleva hasta otras, que haya un desarrollo lógico y que la historia se desarrolle de cierta forma lineal, para poder avanzar hasta el enigma o prueba final que te permite salir de la sala. Una pena, porque íbamos con muchas ganas. Logramos salir una vez más, aunque con muy pocos minutos restantes.

XKapa_31oct2015
Hicimos esta sala el 31 de octubre de 2015, así que Xkapa Santander estaba super ambientada: tardamos en quitarnos los restos de telaraña todo el día…

Murder & Money: una ambientación de 10

Captura de pantalla 2016-04-15 a la(s) 09.52.10

Nos hablaron bien de esta sala abierta hace ya  casi un año en Barakaldo y allá que fuimos: además del reto de salir de una escape room superando sus pruebas, cuando las salas están bien ambientadas la diversión se multiplica, porque te sumerge en la historia. Murder & Money te ofrece una historia de mafiosos en la que debes robar el botín a Don Diego Tortellini. Una ambientación realmente cuidada y algunas pruebas que nos dieron guerra, hacen de esta sala una muy buena apuesta para los aficionados. Por supuesto, Dieguito el mafioso se quedó sin blanca: su pasta nos la llevamos a Panamá, como podéis apreciar en la foto.

Mantiene las características básicas de otras salas (equipos de cinco jugadores como máximo, 60 minutos de juego, precio…) pero destaca, como decimos por su ambientación y por algún tipo de prueba que no hemos visto en otros sitios.

Murder & Money también aplica este tipo de juegos al team building profesional, así que los directores de RRHH y personal que todavía no lo hayan hecho, deberían tomar nota de esta opción para probarla alguna vez.

Enigma: la sala Pro

Logo-nuevo-sin-ciudad

Enigma, una de las dos salas abiertas en Vitoria ha sido una de nuestras últimas aventuras, el séptimo escape de los ocho que hemos intentado y logrado… Además, salimos con sabor a récord en nuestra valoración personal, que no en el cómputo de la sala -donde quedamos segundo equipo más rápido- a un par de minutos de quien ostenta el record de salida de la aventura pro.

Y es que Enigma ofrece a los escapistas algunas novedosas posibilidades dentro del espectro que hasta ahora habíamos visto en las salas visitadas. Para empezar, dos posibles versiones de la aventura, la normal y la pro. La aventura pro de Enigma se presenta como la sesión normal, más un reto extra, una ‘aventura especial’ para ‘participantes experimentados’, con ‘nuevas opciones y pruebas’. Y, obviamente, esa fue la que elegimos. La aventura Enigma tiene una temática realmente atractiva porque está basada en una historia real muy conocida por freaks, geaks y  jugones, además de aficionados a la literatura y al cine, pues fue llevada a la gran pantalla no hace demasiado tiempo. Esta ambientación añade atractivo a la experiencia y muchas de las pruebas están relacionadas directamente con datos de la historia real. Otras son imaginativas y están bien planteadas.

Tras pasar lo que supone el ‘primer nivel’ de la sala accedimos a la ‘aventura especial’ extra que contenía muevas opciones y pruebas. Fue aquí donde se produjo el choque entre nuestra concepción del juego y las características de la sala, y donde las expectativas con respecto a la parte pro de Enigma no se vieron satisfechas. Salimos, cierto, pero no sin la sensación de que esa tercera sala había restado más que añadido a la experiencia y, desde luego a nuestro tiempo de salida. A nuestro modo de ver, habría que darle una vuelta al propósito de la sala pro de Enigma para conciliar “la diversión que añade, independientemente de si sales o no” -como explicaba su gente-, con el reto que los escapistas experimentados tienen siempre presente, salir. Es decir, si la ‘diversión’ que aporta la sala pro arruina tu salida o tu tiempo, para nosotros no es tal diversión.

IMG-20160415-WA0001
Solo dejamos una patata testimonial para hacer la foto.

En cualquier caso, Enigma es una sala de escape bastante digna y lo cierto es que sus ‘Patatas de la Victoria’, a las que te invitan en la hamburguesería contigua cuando pasas el nivel pro, nos quitaron un poco la desilusión de la sala pro, además de hacernos bastante gracia. Aparte de la aventura normal y pro, Enigma ofrece la posibilidad a quienes no tengan equipo de apuntarse a una lista para formar equipo con otros escapistas solitarios… Los menores pueden jugar en modo ‘tutor’, en el que uno de los responsables de la sala les guiará y ayudará a disfrutar al máximo de la aventura.

La excelencia llega cuando la ambientación es sobresaliente, la historia es especial o el espacio tiene algo novedoso; cuando las pruebas fluyen con lógica hacia el desenlace al borde del segundo final.

Mad Mansion 2: diversión a raudales

Nuestra última aventura ha sido hace unas semanas en el segundo nivel de Mad Mansion. La sala más divertida que hemos hecho, está llena de puzzles, detalles gamberros y pruebas que no dan lugar a parar ni un segundo y que mantienen la tensión y la diversión durante una hora completa. Lo pasamos como enanos y salimos con cerca de doce minutos de sobra, casi comiéndonos el mostrador del hall del impulso que llevábamos.

MadMansion2

Qué hace excelente a una sala de escape

Personalmente creo que el mínimo exigible a una sala de escape es que tenga una trama decente que fluya con lógica y que las pruebas sean diversas y su resolución sea relativamente compleja, pero al alcance de cualquiera con un CI normal y un poco de imaginación. Es decir, no pueden ser pruebas salpicadas aquí y allá que bastan para abrir una puerta, ni estar basadas en alumbramientos felices de sus creadores, sin realizar los suficientes test como para saber si tiene cierta lógica o si hay un porcentaje más o menos relevante de gente que las resuelve, dentro de las cifras que se manejan en las salas.

La excelencia llega cuando la ambientación es sobresaliente, la historia es especialmente interesante, entretenida o divertida, el espacio tiene algo novedoso; cuando hay pruebas muy diversas y sorprendentes, cuando se utiliza tecnología, efectos especiales o elementos nuevos; cuando las pruebas fluyen con lógica hacia un desenlace al borde del segundo final.

¿Un mercado saturado?

En los últimos meses, se ha multiplicado la oferta de esta forma de ocio y, sorprendentemente, Bilbo cuenta ya casi con tantas salas de escape como Madrid, nueve de momento, frente a las diez abiertas en la capital. En Vitoria hay dos que sepamos y Donosti acaba de inaugurar la suya. En el caso de Bilbo, estamos hablando de una urbe con escasos 347.000 habitantes frente a  los 6.400.000 habitantes que tiene Madrid, lo cual da una proporción mucho mayor de frikies por metro cuadrado…

Lo cierto es que, como negocio, suponemos que se trata de una inversión relativamene modesta y que estamos hablando de negocios que -sin menospreciar la labor emprendedora de sus promotores-, nos parecen más o menos fáciles de acometer. Lo que nos preguntamos es si el mercado no empieza a saturarse. De momento parece que hay negocio para todos…

Próximos retos: Sin Salida, Izurun Donosti, Barcelona mon amour…

Nuestro próximo reto es la Sala Sin Salida, en Barakaldo, de la que también nos han hablado bien y que sido creada por un grupo teatral, Pulmón de Gaia. También tenemos puesto el ojo en la primera sala de escape de Donosti, recién abierta, Izurun. Sería nuestro reto número nueve del que esperamos volver a salir victoriosos… Somos conscientes de la decepción -depre, más bien- que supondrá nuestro primer fallo, pero intentamos trabajar en nuestro lado más humilde para estar preparados para ello. La sala número diez la tendremos que abordar en un lugar mítico para las salas de escape: Barcelona. Estamos estudiando fecha y el top 3 de salsas que tendríamos que hacer en un finde. Se aceptan sugerencias…

Nuestro Ranking de Salas de Escape en Bilbao y alrededores

  • The Way Out (Iruña/Pamplona): *****
  • Mad Mansion 2 *****
  • Mad Mansion ****
  • The Lock ****
  • The Room Hunter ****
  • Murder and Money ****
  • XKapa (Santander) ***
  • Enigma ***

SALAS DE ESCAPE EN BILBAO

Bilbao Exit
Calixto Díez, 13
48012 Bilbao
672 42 65 78 – 672 42 65 90
bilbaoexit@gmail.com

Escape Manía
José María Escuza 23, Entr. Dch-Izq
48013 Bilbao
680 59 27 34

Mad Mansion
Huertas de la Villa, 16 (Uriortu Kalea, 16).
48007 Bilbao
622 03 47 81
info@madmansion.es

Mistery Room
Blas de Otero, 55
48014 Bilbao
688 88 6612

Murder and Money
Veintidós de enero, 55
48902 Barakaldo
info@murderandmoney.com
629 42 49 02 – 659 87 10 45

Sin Salida
Nafarroa kalea, 16
48902 Barakaldo
info@saladeescape.com
635472713

The Lock
Ansema de Salces, 16.
48007 Bilbao
620 41 68 12
info@thelock.es

The Room Hunter
Barrenkale, 24.
48005 Bilbao
660 31 67 83 – 673 44 76 84
info@theroomhunter.com

The X-Door
Alameda Recalde, 7. Bajo.
48009 Bilbao
944 987 782 – 606 24 99 43
info@thexdoorbilbao.com

Otras salas:
Way Out (Pamplona)
Calderería, 1 Entreplanta derecha
31001 Pamplona. Navarra
948 228 173
reservas@wayout.es

XKapa (Santander)
Tres de Noviembre 1-D Bajo,
39008, Santander, Cantabria.
942 105 229 – 647 32 96 64
info@xkapa.com

Enigma (Vitoria)
Gorbea kalea, 17.
01012, Vitoria-Gasteiz, Araba.
600763875
info@salaenigma.com

 

 

 

Anuncios

‘La canción de Bilbao’: una joya con una curiosa historia

¿Qué tienen en común Yves Montand, Boris Vian, Meryl Streep y Christopher Lloyd? La pregunta puede parecer extraña, pero os aseguro que la respuesta no lo es menos: la canción de Bilbao.

YvesMontand
Yves en sus mejores tiempos.

Nuestro amigo Alejandro M., hombre culto y de gran sensibilidad como artista que es, nos recomendó hace poco que escribiésemos un post sobre esta joyita-rareza, ‘La chanson de Bilbao’, una canción que no conocíamos y que en un primer momento pensamos que era un tributo que Ives Montand había dedicado a nuestra querida ciudad.  Montand, para los más jóvenes, fue un cantante y actor francés (nacido en Italia como Ivo Livi) cuyo éxito comenzó en los años 40 –cuando Edith Piaf lo descubrió para ella y para el mundo– y duró otros cuarenta años, hasta bien entrada la década de los ochenta.

Investigando para conocer el origen de esta composición y comprender por qué Ivo-Yves le dedicó una canción a Bilbao, nos hemos encontrado una fascinante historia que queremos compartir con todos nuestros newbies.

El bueno de Yves Montand, ídolo de masas en la Francia en los años 40 y galán de cine durante más de treinta años (trabajó en 31 películas en 45 años), publicó ‘La Chanson de Bilbao‘ en su álbum ‘Rengaine, ta rengaine‘. El LP, de aquellos de 33rpm, lo editó Philips en Francia en el año 1961 con la referencia B 76 536, e incluyó las canciones ‘La Chansonnette’,  ‘Mais si je n’ai rien’, ‘La chanson de Bilbao’ y ‘II n’y a plus d’apres’ en la cara A. La canción también apareció en un single, a 45rpm,  que Philips publicó en Francia también en el año 1961 con la referencia 432.581 BE. En la cara A, ‘La chanson de Bilbao’, abría el disco’.

“La vieja luna de Bilbao, que hace al amor bello, que nunca te falla y que es la más chula del mundo entero”. 

Vieille lune de Bilbao, que l’amour était beau.
Vieille lune de Bilbao, fume ton cigare là-haut.
Vieille lune de Bilbao, jamais j’te ferai dégaut.
Vieille lune de Bilbao, tu laches pas les poteaux.
Je n’sais pas trop si c’genre de truc vous aurait plu,
Mais c’était l’plus chouette,
C’était l’plus chouette,
C’était l’plus chouette
Du monde entier.

Resulta que, leyendo los créditos del álbum ‘Rengaine, ta rengaine‘ encontramos que la letra de La Chanson de Bilbao’ la escribió nada más y nada menos que Boris Vian, hombre renacentista, escritor, surrealista patafísico, músico de jazz -amigo íntimo de Duke Ellington- y parrandero incorregible, una notable figura del s. XX.

b.vian and d. ellington
No se sabe quién mira más embelesado a Duke, si la señorita de la foto o Boris.

Muchos no sabrán que la celebérrima (y preciosa) canción del grupo español La Unión, ‘Lobo hombre en París’, con letra de Nacho Cano, está basada en el relato ‘El Lobo-Hombre’ (Le Loup-Garou), del señor Vian. En 2007, el grupo revisitó su mayor éxito con este resultado, que sin duda chirriará -y mucho- a los amantes de la primera versión, uno de los clásicos inmortales del pop español.

Pero volvamos al tema. Boris Vian adapta la letra de ‘La Chanson de Bilbao’ del musical Happy End que escribieron Kurt Weill -otro genio de no te menees-, Elisabeth Hauptmann y Bertolt Brecht, y que se había estrenado en Berlín hacía treinta años, en 1929. Weill y Brech ya habían colaborado exitosamente en la conocida como ‘La Opera de los Tres Peniques’. Happy End fue también representado posteriormente en Munich (1956), Hamburgo (1957),  en el West End de Londres (1965). Y en todas esas ciudades sonó La canción de Bilbao.

“Robbing a bank’s no crime compared to owning one / Robar un banco no es ningún crimen comparado con tener uno”. Happy End, el musical.

La ‘Bilbao’s song’ abría y cerraba un musical que, en su reestreno en 1977 en Broadway consiguió tres nominaciones a los premios Tony y dos a los Drama Desk Awards, incluyendo el de mejor actriz para… ¡Meryl Streep!

MerylStreep
En sus tiempos mozos Meryl Streep ya partía el bacalao.

En una entrevista en radio (en inglés) que el programa This is Broadway le hizo a la Streep con motivo del estreno de la obra, ya la comparaban con la próxima Carol Lombard.  Hacía dos años que había salido de Yale y llegó al papel de la Teniente Lillian Holiday (Hallelujah Lil) de Happy End haciendo una sustitución. Oh, boy!

No es fácil olvidar la luna de Bilbao.
Allí vivió el amor, luna de aquel Bilbao.
Tantos deseos, tantos recuerdos
están con migo hoy, los llevo dentro.

Noches de amor, de diversión
cantando esta canción.

Y es que no hay lugar
donde uno pueda estar
tocando el más allá,
como en Bilbao.

backtothefuture
 El caso es que no era Meryl la que cantaba ‘La Canción de Bilbao’, sino otro viejo conocido de muchos adolescentes de los ochenta y de los amantes del cine en general: Christopher Lloyd. Si señores, el Dr. Emmett Lathrop Brown de la trilogía Regreso al Futuro (Back to the future, 1985), más conocido como Doc y protagonista con Michael J. Fox de una cinta considerada una obra maestra del cine juvenil.

En este pedazo de documento en vídeo, la ‘Bilbao’s song’ que Lloyd se cantaba en la representación de Happy End de Broadway en 1977. 

HappyEndHappy End volvió a representarse en San Francisco en el año 2006, con no muy buenas críticas. Pero por si en francés e inglés no fuera suficiente, volvamos a los orígenes, porque ‘La canción de Bilbao’ fue escrita y por supuesto también ha sido interpretada en alemán. Os dejamos esta versión de Ute Lemper que le devuelve su sabor cabaretero berlinés de los años 20.

Finlandeses: manual de uso para bilbaínos

finland

En tan sólo unos días comenzará en Bilbao el Mundial de Baloncesto 2014, una de las citas deportivas del año en el mundo del basket y un espectáculo que traerá a Bilbao a las selecciones de Estados Unidos, Finlandia, Turquía, República Dominicana, Ucrania y Nueva Zelanda.

Con la inquietud todavía asentada entre la incombustible y fidelísima afición bilbaína del Bilbao Basket -el carismático equipo local- por sus problemas financieros y sus diferencias con la ACB, el Mundial se presenta como una nueva oportunidad de demostrar que Bilbao es una ciudad en la que también se vive y se respira baloncesto.

Este Mundial nos dará la oportunidad de ver en directo a los gigantes norteamericanos, pero también a una selección que supone la sorpresa de este mundial, Finlandia, que participa por primera vez y va a celebrarlo por todo lo alto, llenando Bilbao de cabelleras rubias.

El próximo día 31 y durante dos horas, los 7.000 aficionados fineses que se espera que pasen un par de semanas en la ciudad, disfrutarán de una gran fiesta –El Día de Finlandia– que será conducida por un presentador estrella finlandés y en la que habrá actuaciones musicales, muestras de folklore, presencia y mensajes de personajes famosos del país y hasta un evento de hermanamiento con Barakaldo, en cuyo centro de congresos (BEC) se celebrarán todos los partidos. La guinda del pastel será la presencia del conjunto finlandés, conocidos como la ‘manada de lobos’ (Susijengi en finlandés), que firmará autógrafos a los asistentes.

¿Cómo son los finlandeses?

finlandesas
Foto: Kinojam

Visto el panorama y gracias al consejo de nuestro amigo Hugo, ex jugador y super aficionado fiel del Bilbao Basket, hemos pensado que muchos bilbaínos pueden tener interés en saber cómo son y cómo respiran los finlandeses: desde hosteleros y comerciantes que quieran verlos acudir a sus establecimientos y dejar el pabellón bien alto -como hacen siempre- hasta cualquier ciudadano que tenga interés en conocer la cultura e idiosincrasia de estos hermanos europeos, pasando por aquellos que sueñen con un romance extranjero de verano, con trasfondo y pasión deportiva, que también los habrá. Porque si todas las finlandesas que vengan al Mundial son como las de la foto… más de un futbolero se cambia de acera -deportiva- en un pis pas.

De mi experiencia en la convivencia con dos finlandeses durante un par de años guardo un muy buen recuerdo. No sé cómo son todos los finlandeses, pero mis amigos Simo y Hanna fueron siempre personas educadas, respetuosas, divertidas, interesantes y cálidas. Los finlandeses tienen fama de introvertidos y cerrados, pero son personas abiertas y sinceras, con un gran sentido del humor cuando tienen confianza. Son capaces de contarte una historia inverosímil y mantener su versión hasta que estés convencido del engaño y entonces desvelar su broma. O de enseñarte tacos en finlandés a pesar de que son impronunciables y no tienen traducción posible para equipararlos a nuestras maldiciones patrias. Unos vacilones, vamos, como algunos bilbaínos. Bromear con alguien, aquí y en Finlandia, significa decirle en cierto modo ‘me gustas, me caes bien’. Los finlandeses y los bilbaínos parecen cerrados, callados y secos, pero en seguida se descubre que en realidad son calmados y serenos pero también sociables, sinceros y, sobre todo, muy pícaros.

Buenos conversadores y hospitalarios, será de justicia que tratemos con igual hospitalidad a los amigos finlandeses, como siempre hacemos en Bilbao con los extranjeros. Porque su fama de callados, introvertidos y reservados parece que se la han dado ellos mismos -bromean sobre ello todo el tiempo, como una especie de broma sociológica colectiva- y aquellos a los que incomodan demasiado los silencios en las conversaciones: esos que cuando no tienen nada interesante que decir -casi todo el tiempo- llenan el aire con sus estupideces. Para un finlandés, una pausa en una conversación no es algo a lo que tener miedo, sencillamente, no hay nada esencial que añadir; no hace falta llenar los vacíos con lugares comunes u obviedades.

Además, suelen ser sinceros, honestos y directos, dicen lo que quieren decir, sin dar rodeos o con segundas intenciones y devuelven lo que encuentran. Si no es tuyo, no puedes quedártelo…

mäkinen
El mini con el que Timo Mäkinen ganó el Rally Neste Oil de Finlandia (también conocido como ‘Rally de los 1000 lagos’) en 1965.

La competición

A la gente de Finlandia le encanta competir y se inventa competiciones tan locas que alucinarás: resistencia en sauna, guitarra imaginaria, caza de mosquitos, fútbol en un lodazal o lanzamiento de móvil… Lo cierto es que lo hacen por ese espíritu competitivo, pero sobre todo para divertirse y por el fin de fiesta. Están tan acostumbrados a disfrutar de veranos tan cortos que aprovechan el buen tiempo hasta el último minuto, llenando los días de verano de fiestas, ferias, mercadillos y todo tipo de actividades para disfrutar del buen clima. Un poco como en Bizkaia. Y si no, pensad en la Aste Nagusia…

Ah, la calma y la introversión desaparecen cuando un finlandés se pone al volante de cualquier cacharro. “Soy rubio, soy rápido, soy peligroso”, deben pensar. Lo cierto es que habiendo sido Finlandia cuna de tipos como Räikkönen, Kovalainen o Häkkinen, creo que podría optar perfectamente al título de ‘País más Veloz sobre la Faz de la Tierra’, ¿no os parece?

woodsMúsica, naturaleza, idiomas

En cuanto a gustos musicales -toma nota para cuando se te llene el bar-, los finlandeses siempre han sido los reyes del metal más potente, pero parece que los jovenzuelos finlandeses están abandonando la tradición para seguir a los dj’s de moda, lo cual puede ser una desgracia para un género que goza de gran tradición y es respetado en el mundo entero. En caso de duda, los hits internacionales son una baza segura: son de lejos, no marcianos.  Finlandia es un país de naturaleza en estado puro, así que sus nativos disfrutan mucho de un simple paseo por el bosque, como los bilbaínos salen al monte. Es una magnífica forma de despejar la mente, hacer un poco de ejercicio o simplemente, tener un rato para uno mismo.

Para entenderte con los finlandeses, usa el inglés. Todos lo hablan estupendamente. Igual que nosotros… 😦

Tervetuloa ystävät!